martes, 7 de diciembre de 2010

C O N C L U S I O N E S


Definitivamente el descubrimiento y conquista de América se da mas por iniciativa personal que por una propuesta colectiva. Es decir, la idea de mejorar económica y socialmente impulso a los españoles a tomar cada uno de ellos la decisión para embarcarse en esta empresa incierta.
Es un hecho que no fue un proyecto de la nación española para su crecimiento político-económico. Primero porque España no era país y estaba en un proceso de centralización  atraves de la monarquía. Segundo porque era incierto el futuro, no se tenía prueba de nada y algunas expediciones habían fracasado totalmente. Y  tercero porque era una fuerte inversión económica que la corona no estaba dispuesta a gastar e invitaba a asociaciones con los civiles. Ademas se temia por la pérdida de vidas humanas, unas muy valiosas como las de los hidalgos o caballeros y otras no tan lamentables como las de los pobres buscadores de fortuna.
La fiebre del descubrimiento era contagiosa y pese ala posible muerte en estas misiones, era mas fuerte lo que recibirian a cambio si triunfasen. Esto era riquezas nunca antes tenidas, grandes extensiones de tierras, reconocimiento social y rol con la aristocracia, relación espiritual profunda con la iglesia para poder justificar sus acciones.
Por último,  lo que al final ellos dejaban era el espíritu de la aventura, la pasión de conocer tierras nuevas, gentes nuevas, ideas nuevas y vidas nuevas. Eso si que era una bella realidad que ellos no quisieron ver.



R E F L E X I O N C R I T I C A


En lo que concierne a la pregunta clave que da inicio a la indagación se tienen que hacer algunas precisiones.
Primero, que analizando diccionarios de ciencias políticas, se llega la conclusión que los conceptos  como tales no existían en el siglo XV. Es decir, ni el liberalismo, ni el capitalismo ni tampoco el mercantilismo con su antítesis el librecambismo, no eran corrientes teóricas empleadas por la gente de ciencia de éste siglo. Mejor dicho eran un movimiento o fenómeno social y económico como lo fue el mercantilismo, una planeada opción del estado. Siendo este último una postura de monopolio y control de puertos marítimos en base a las comercializaciones que surgian en ellos hacia el interior de las ciudades.
Segundo, que para entender el proceso de descubrimiento y conquista de América, sin apegarnos a las interpretaciones de los investigadores; quizá <como un paso ambicioso el trabajo se centra en las fuentes escritas del siglo XVI. Es decir, leer de puño y letra el verdadero pensamiento e intenciones de esos hombres apasionados y aventureros. Y así entender que pensaba el rey, el hidalgo, el militar y el hombre común. En este caso el trabajo se apoya en la obra de Cortés y  Gracilaso, aunque también se consulta a  Pizarro, Vasco de Quiroga, Sahún y Bernal Díaz del Castillo .
Tercero, que pareciera que el eje de la investigación o pregunta tuviera que cambiarse por las imprecisiones en fechas respecto al planteamiento teórico que lleva. Sin embargo, analizando mejor la pregunta descubrimos que si existían éstos fenómenos socioeconómicos; y que mas bien se desarrollaban en lo individual y que posteriormente como algo colectivo o del estado. Además en las dos entrevistas que se hicieron a fuentes de autoridad se platearon preguntas secundarias que esclarecieran más éstos temas y su visión personal de lo que interpretan del descubrimiento de América, referente a sus realidades y utopías.

P L A N T E A MI E N T O D E L P R O B L E M A


El proceso del descubrimiento y conquista ha generado posiciones encontradas. Por un lado se piensa que fue un decreto de nación y como tal el buscar la obtención de recursos naturales (oro entre éstos) para el crecimiento de la economía del estado. Por otro lado, que gracias a éste encuentro se mejoró el comercio interno y externo y con ello surgiera le crecimiento de la economía del mundo.
Por tal causa se elaboró una pregunta para descubrir si ésta economía mundial estaba vinculada con el descubrimiento América.
¿En verdad las expediciones marítimas de los europeos en América fueron precursor del liberalismo económico creador del surgiente capitalismo entre las potencias hegemónicas de la época?
En el transcurso de ésta indagación veremos qué de los temas de la pregunta son realidades y qué utopías.

I N T R O DU C C I O N



 El descubrimiento y conquista de América ha generado sueños e imaginarios en la población del orbe. Estas interpretaciones personales son enriquecidas con un erróneo manejo de la historia difundida por los grupos al poder; de tal manera que se desconoce el verdadero proceso que conllevo ésta empresa.
Con una actitud crítica se debe entender que el descubrimiento de América estuvo enmarcado por un gran esfuerzo material y de logísticas organizativas. Es decir, se debe quitar la visión de que fue un solo movimiento sincronizado en tiempo y espacio ya que duró bastantes décadas éste éxodo. La empresa del descubrimiento y conquista ha sido erróneamente cataloga en éstos tiempos como “el sueño americano”; idealizando los preceptos de libertad humana y abundancia natural. Que se puede ver muy alejado este concepto de “la realidad americana”, es decir, se debe comprender que hubo esclavitud, explotación natural y genocidio. Pero también se debe dejar claro que el esfuerzo de los europeos, básicamente de los españoles, fue más individual que algo colectivo.
También que éste proceso requirió de grandes inversiones económicas para solventar las expediciones de reconocimiento por una parte y por otra, las misiones de conquista para poblar y construir. Aunque claro es que  paso de lo individual a lo colectivo; y lo que pareciera un albur de enriquecimiento personal termino siendo una oportuna fuente de enriquecimiento de la corona y de la creciente nación española.

Entrevista Antropologa Beatriz Hernández 004

video

Entrevista Antropologa Beatriz Hernández 003

video

lunes, 6 de diciembre de 2010

Entrevista Antropologa Beatriz Hernández 002

video

Entrevista Antropologa Beatriz Hernández 001

video

Entrevista AntropologoJesus Vazquez 0004

video

Entrevista AntropologoJesus Vazquez 0003

video

Entrevista AntropologoJesus Vazquez 0002

video

Entrevista AntropologoJesus Vazquez 0001

video

Cristóbal Colón

Cristóbal Colón
     
   

   

 
No se sabe con certeza dónde nació Cristóbal Colón, aunque se cree que en Génova, Italia. Sin embargo, hay versiones que dicen que era francés, catalán y hasta griego. Lo que sí se sabe es que nació a finales de 1451, hijo de un comerciente de sedas y tejedor. Desde muy joven, Colón se interesó en la navegación, empezó a trabajar como grumete de barco, conoció los mapas que circulaban en su época, y leyó la historia de los viajes de Marco Polo a Oriente.
En 1477 vivía en Lisboa, Portugal, donde se casó y nació su hijo, Diego. Desde entonces y hasta 1482 realizó viajes comerciales a Inglaterra, Islandia y Guinea. En 1484 concibió la “Empresa de las indias”, es decir, su idea de llegar a las Indias Orientales atravesando el Atlántico. Entonces, intentó convencer al rey Juan de Portugal para que apoyara su plan pero fue rechazado. En busca de quien le financiara su proyecto, y recién fallecida su esposa, se dirigió a España en 1485. Colón llegó al convento de la Rábida y allí propuso su proyecto de viajar a las Indias Orientales. Uno de los monjes se interesó y consiguió que Colón hiciera su propuesta a los reyes católicos, Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. En 1486, una junta de expertos de la corte rechazó su proyecto.

     
  En 1488 se volvió a casar y tuvo a su segundo hijo, Fernando. Colón siguió insistiendo en su proyecto de navegación para llegar a Asia y finalmente logró convencer a los reyes que lo apoyaran. El 17 de abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe que dieron a Cristóbal Colón el título de almirante de la expedición, virrey de las tierras que conquistara y el beneficio del 10% de las riquezas que pudiera traer a España.
Reunida una tripulación de unos 100 hombres, Colón zarpó del puerto de Palos, en la costa de Andalucía, el 3 de agosto de 1492. A este primer viaje, que fue muy exitoso, siguieron otros tres que corrieron con menor suerte. Después del último viaje, Colón perdió su prestigio y cuando murió su protectora, la reina Isabel, fue totalmente marginado por el rey Fernando. Colón murió olvidado, triste y enfermo, en un humilde albergue en Valladolid, el 21 de mayo de 1506, al lado de sus dos hijos y de dos fieles marinos.
     
Colón murió convencido de que había llegado al continente asiático y nunca se imaginó que en realidad se había topado con un nuevo contiente. En 1544, sus cenizas fueron trasladadas a Santo Domingo y desde 1796 reposan en la catedral de La Habana, en Cuba, aunque la catedral Sevilla disputa también el honor de contar con los restos del Almirante.